MENÚ

 

Inicio

Clasificación

Morfología Externa

Uñas

Sistema Digestivo

Sistema Excretor y Osmorregulación

Sistema Muscular

Sistema Nervioso

Sistemas Circulatorio y Respiratorio

Reproducción y Ciclo Vital

Historia Natural

Criptobiosis

Recolección y Métodos de Montaje

Tardigradofauna Ibérica

Historia en el Estudio de los Tardígrados

Estudios Filogenéticos

Enlaces de Interés

CV de Noemí Guil López

EL FILO TARDIGRADA

  EL FILO TARDIGRADA

      Especialmente interesantes son las uñas que presentan casi todos los tardígrados al final de las patas, puesto que su tamaño, número, forma y disposición son de gran valor taxonómico, tanto a nivel genérico como específico. Los heterotardígrados adultos de la familia Echiniscidae tienen 4 uñas separadas en cada pata mientras que los individuos juveniles tienen dos uñas separadas. De las 4 uñas que presentan los adultos, las dos internas tienen un gancho en su base, siendo las uñas externas lisas o con una, dos o más puntas en su base, según el par de patas, la especie e, incluso, el individuo de que se trate. Sin embargo, las dos uñas de los individuos en estado juvenil presentan siempre un gancho en su base y no puntas. Por otro lado, los eutardígrados suelen tener dos uñas dobles, denominadas diplouñas, en cada pata, que se organizan con una diplouña externa y otra interna por pata. Cada diplouña consta de una rama principal, con dos puntas accesorias y una rama secundaria sin puntas accesorias. La distancia desde el punto de inserción de la rama secundaria en la rama principal hasta la base de la diplouña se denomina tramo común y puede estar delimitado por un septo transversal. A continuación de este tramo comñun, a veces hay un estrechamiento que se llama pedúnculo. Y, finalmente, puede aparecer la lúnula, un ensanchamiento cuyos márgenes pueden ser lisos, irregulares o dentados.

      La simetría o asimetría de las ramas principal y secundaria de las diplouñas interna y externa respecto al plano medio de la pata, se indican mediante la denominada “secuencia”, que consta de cuatro números: los dos primeros representan la diplouña externa, con un “1” la rama principal y con un “2” la secundaria, el tercer y cuarto números se refieren a la diplouña interna, designándose, de nuevo con “1” y “2” la rama principal y la secundaria, respectivamente. Las secuencias simétrica y asimétrica quedarían representadas por:

      Finalmente, los eutardígrados pueden presentar unas barreras cuticulares alrededor de las uñas. En la clase Eutardigrada se reconocen distintos tipos básicos de uñas entre los que se encuentran los siguientes:

* Tipo dactylobiotus: secuencia 2-1-1-2. En cada pata tienen dos diplouñas de tamaño y forma similares, que no tienen lúnulas. Las bases de las dos diplouñas de cada pata se conectan mediante una banda cuticular. La rama secundaria es mucho más corta que la principal y se inserta en la rama principal cerca de su base.

* Tipo macrobiotus: secuencia 2-1-1-2. Las diplouñas de cada pata son similares en forma y tamaño. Cada diplouña presenta una rama principal sobre la que se inserta la rama secundaria, a distintas alturas según el grupo. A veces un septo transversal delimita el tramo común, y en este caso su longitud tiene valor taxonómico. A continuación presenta un pedúnculo, cuya forma también tiene valor taxonómico. En la base hay una lúnula; la forma de sus márgenes tiene igualmente valor taxonómico.

* Tipo calohypsibius: secuencia 2-1-2-1. Las diplouñas de cada pata son similares entre sí en forma y tamaño. El punto de conexión entre la rama principal y la secundaria no es flexible. Es el único tipo de diplouña en el que falta el tramo común.

* Tipo hypsibius: secuencia 2-1-2-1. Las diplouñas de cada pata son distintas entre sí en forma y tamaño. La diplouña externa es más grande y estilizada que la diplouña interna, que es maciza y curvada. El punto de unión entre la rama principal y la rama secundaria de la diplouña externa es flexible. El perfil de la rama secundaria es curvo, desde  el punto de inserción con la rama principal hasta la parte distal de la rama secundaria. Una variante de la uña tipo hypsibius es la uña tipo oberhaeuseri, presente en los géneros Ramazzottius y Ramajendas. Se diferencia de la uña tipo hypsibius por ser más acusadas las diferencias de tamaño entre la diplouña externa e interna y por tener una rama principal de la diplouña externa más larga y estilizada y un tramo común más largo.

* Tipo isohypsibius: secuencia 2-1-2-1. Las diplouñas de cada pata se parecen entre sí en forma y tamaño. Las diplouñas tipo isohypsibius se parecen a las tipo hypsibius; para diferenciarlas hay que atender al perfil de la rama secundaria. En las diplouñas tipo hypsibius este perfil es curvo, desde el punto de inserción en la rama principal hasta la parte distal de la rama secundaria, mientras que en las uñas tipo isohypsibius este perfil forma un ángulo recto.

* Tipo eohypsibius: normalmente tiene una secuencia 2-1-2-1. Sin embargo, la diplouña interna puede rotar 180º en algunos taxones, lo que daría como resultado una secuencia 2-1-1-2. Cada diplouña se divide en tres partes, delimitadas por tabiques: la rama principal, la rama secundaria y el tramo común.

* Tipo microhypsibius: secuencia 2-1-2-1. Las diplouñas de cada pata son pequeñas y de tamaño y formas similares. El tramo común es rígido y largo, y parece la continuación de la rama principal. La conexión entre las dos ramas de cada diplouña es rígida.

* Tipo milnesium: secuencia 2-1-1-2. Las diplouñas de cada pata son similares entre sí en forma y tamaño. La rama principal y la rama secundaria están totalmente separadas. La rama principal es larga y fina, mientras que la rama secundaria es pequeña y maciza. Ésta presenta una o dos puntas adicionales, aparte de la propia rama secundaria, lo que le da un aspecto bi- o tripartido.